Visita guiada a la Mezquita-Catedral y al Hospital de la Caridad

El Hospital de la Caridad

¿Sabías que el edificio que actualmente alberga al Museo de Bellas Artes y el Museo de Julio Romero de Torres es el Antiguo Hospital de la Caridad?

Situado en la Plaza del Potro, una de las plazas más emblemáticas de la ciudad de Córdoba, al principio de forma cuadrangular y cerrada, pero la construcción del primitivo edificio del Hospital de la Caridad reestructura el espacio haciendo que la plaza reduzca sus dimensiones.

El edificio primitivo fue construido por la Hermandad de la Santa Caridad de Nuestro Señor Jesucristo durante finales del siglo XV, con el apoyo regio de los Reyes Católicos, y junto a este se erigió la Capilla Mayor que estaría en proceso de construcción en 1509. Dicha capilla se construyó sobre unas casas que fueron donadas a la Hermandad por parte del Convento de la Trinidad.  Finalmente, a mediados del siglo XVI se amplía el Hospital de la Caridad hacia el este por la adquisición de casas colindantes.

Al igual que la mayoría de edificios, las funciones del Hospital de la Caridad cambian dependiendo de la necesidad. La función del edificio en sus inicios estaba destinado a la curación de enfermos, y a la recogida de aquellas personas carentes de recursos, sin embargo, con la llegada de la Guerra de Independencia de 1810 su función pasaría a ser la de Hospital Militar de Sangre para socorrer a heridos.  Con la desamortización de Mendizábal, la función del Hospital de la Caridad cambia y pasa a fusionarse con el Hospital del Cardenal Salazar y la Hermandad pasa a la Parroquia de San Francisco.   Sin embargo, desde mediados del siglo XIX acoge múltiples funciones hasta su uso actual como Museo de Bellas Artes y Museo de Julio Romero de Torres, y se instalan en él la Real Academia, la Biblioteca Provincial, la Escuela Provincial de Bellas Artes, el Conservatorio Provincial de Música, y el Museo Arqueológico Provincial que finalmente se trasladaron a otros edificios.

Como testimonio del antiguo Hospital de la Caridad nos queda la fachada, correspondiente a la Iglesia del mismo, aunque su autoría es desconocida. Comparándola con otras portadas de la misma época en la ciudad como son las fachadas de la parroquia de San Andrés, o de la iglesia del antiguo hospital de San Sebastián, aunque no se puede aseverar, pero hoy en día se mantiene la teoría es que la fachada se trabajó por el taller de Gonzalo Rodríguez, maestro de cantería y Hermano Mayor de la Hermandad. Tras su muerte toma el relevo su hijo, Hernán Ruiz el Viejo siendo uno de los arquitectos más reconocidos de su época.

La fachada actual del Hospital de la Caridad ha pasado por varias modificaciones debido además, a la adquisición de las casas colindantes. Una de ellas la llevó a cabo Velázquez Bosco restaurando el pórtico y colocando la verja en 1923, que podemos ver actualmente. Varias de las intervenciones del edificio se deben a Enrique Romero de Torres, hermano del pintor Julio Romero de Torres, ya que primero fue conservador-restaurador del Museo de Bellas Artes y posteriormente fue director del mismo.

Visita guiada al Barrio de la Judería. El Hospital de la Caridad

Cabe destacar un azulejo instalado en la fachada del antiguo Hospital de la Caridad y que hoy en día es el Museo de Bellas Artes en 1917 dedicado a Miguel de Cervantes Saavedra, considerado la máxima figura de la literatura española. Se le ha dado el sobrenombre de Príncipe de los Ingenios.  Este azulejo se debe no sólo a que mencionó la Plaza del Potro en sus novelas ‘Don Quijote de la Mancha’ o en ‘Rinconete y Cortadillo’, sino a que vivió aquí.  Su padre, Rodrigo de Cervantes, médico de profesión, pasó una fuerte crisis económica que le llevó a la cárcel durante una temporada. Cuando sale de ella, se lleva a su familia a Córdoba ya que su padre, Juan de Cervantes  (abuelo del escritor) era cordobés, y Rodrigo trabajó de cirujano en el Hospital de la Caridad.

Por último, debemos reconocer la importancia de los museos que se encuentran en el edificio pero que trataremos con más detenimiento y detalle en próximos post.

El primero de ellos es el Museo de Bellas Artes que se inauguró en 1862 y debe su importancia a la constitución de su colección, donde un gran número de obras provienen de la desamortización de 1868 y se completa con obras pertenecientes a artistas locales. El inmueble se encuentra declarado Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumentos desde 1962.

El segundo, y no menos importante, el Museo Julio Romero de Torres. Dicho museo destaca por albergar la mayor colección del célebre pintor cordobés Julio Romero de Torres, estando declarado bien de Interés cultural en la categoría de monumento en 1962.

Pero, ¿quién es Julio Romero de Torres? Séptimo hijo de Rafael Romero Barros, pintor  y director del Museo de Bellas Artes de Córdoba, Julio Romero de Torres nació en Córdoba el 9 de noviembre de 1874, en un hogar volcado a las artes. Su padre, Rafael Romero Barros llegó en 1862 a la ciudad de Córdoba como conservador del Museo de pinturas y se instaló con toda su familia en una vivienda colindante al museo, en la plaza del Potro.

Su pintura pasa por diferentes etapas, iniciándose en una pintura muy tradicional, e incorporándose poco a poco a la estética de la Generación del 28 y del modernismo. El artista destaca por un dibujo preciso en obras muy equilibradas de colores, y por sus temáticas, ya que refleja una sociedad rural, flamenca y taurina. Aunque sus obras son muy conocidas, la mejor cotizada fue el cuadro Fuensanta, ya que fue la imagen del billete de 100 pesetas. Sin embargo, su obra más conocida y considerada la obra cumbre del artista, es La Chiquita Piconera. Dicha obra fue reproducida por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre en un sello de 5 pesetas. Poco antes de la muerte del artista se concluye dicha obra, y junto con La Fuensanta, tienen en común a la modelo del cuadro.

Julio Romero de Torres falleció el 10 de mayo de 1930 en su casa de la Plaza del Potro en Córdoba, hecho que conmocionó a toda la ciudad produciendo diferentes manifestaciones que dejaron patente la popularidad del pintor cordobés. Por ello, la viuda del artista, junto con sus hijos, decidió crear un museo dedicado a la memoria del pintor cordobés y lo legaron a la ciudad de Córdoba.

Si quieres conocer más sobre el Hospital de la Caridad y sus distintas funciones que a lo largo de los siglos ha desempeñado, así como del museo de Bellas artes, del museo Julio Romero de Torres o de la Plaza del Potro, donde se halla este edificio, no dudes en contactar con nosotros. Nuestros guías oficiales autorizados por la Junta de Andalucía te ayudarán a vivir Córdoba con todos tus sentidos. En Woow Córdoba estaremos encantados de atenderte. No lo dudes, haz tu reserva.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación: 5,00 sobre 5)
Loading...

Dejar un comentario

Tu dirección de e-mail no será publicada. Todos los campos son requeridos.