Plaza de Capuchinos

Por la calle de Conde Torres Cabrera accedemos a esta plaza, una de las más apreciadas y conocidas de Córdoba, en su extremo opuesto encontramos la Cuesta del Bailío. Llamada así desde principios del SXVII cuando se fundó el Convento de Los Capuchinos que da nombre a la Plaza.

La sobriedad de su diseño, un rectángulo empedrado de losas de granito con piedras en su interior y de paredes encaladas, “No es más que un rectángulo de cal y cielo” como la describe el poeta Ricardo Molina.

La Plaza de Los Capuchinos está presidida por el famoso Cristo de Los Faroles que se encuentra iluminado por ocho faroles que le rodean y le dan su nombre, obra del cantero Juan Navarro. Cuya verdadera advocación es la de “Cristo de los Desagravios y Misericordias”, según reza la lapida empotrada en uno de los muros del Convento.

capuchinos1
capuchinos2

“Todos los fieles que rezaren devotamente un credo delante de esta sagrada imagen del Ssmo. Christo de los desagravios y misericordias, gana trescientos sesenta días de indulgencia concedidos por diferentes prelados.

Año de 1974”.

Objeto de innumerables canciones o coplas, entre ellas, la más famosa interpretada por Antonio Molina y que fue base para El Cristo de los Faroles (Película).

También se encuentra en esta plaza el Convento de los Dolores y el Hospital de San Jacinto, visita obligada para cualquier turista.

Para cualquir consulta llámanos al 626 057 613 o contáctanos a través del correo [email protected]

Tour Medina Azahara

(0)

Córdoba y su gastronomía. Saboréala

(0)

Artesanos Cordobeses, ruta por sus talleres

(0)