Mezquita de Córdoba

¡CONTÁCTANOS!

mezquita-de-cordobaHace más de 12 siglos, y muy lejos de Córdoba, aconteció un hecho que cambiaría la historia de nuestra ciudad. Este fue la huida precipitada hacia Al-Andalus del que se convertiría en único heredero vivo al trono Omeya.

El derrocamiento y asesinato del Califa y su familia a manos de Abbasidas, acaba con Abderramán I en Córdoba. La mezquita usada como principal, estaba construida sobre cimientos de la parte sur de la Iglesia Visigoda de San Vicente.

Es Abd al-Rahman I quien a finales del siglo VIII compró por una fuerte suma de dinares la parte norte de la iglesia de San Vicente que lindaba con la Mezquita de Cordoba, derruyendo ambos edificios y comenzando la construcción de la que sería Gran Mezquita Alhama de Córdoba.

El convertirse nuestra ciudad en capital de Al-Andalus, conllevaría un crecimiento desmesurado de población. Por esta razón la Mezquita comenzaría a ser ampliada hasta en 4 etapas por los respectivos gobernantes omeyas.

Así pues, la Mezquita Aljama va a sufrir diferentes ampliaciones hasta llegar a las dimensiones que hoy en día tiene. Durante las dos primeras ejecuciones se derruirán los muros de la Quibla y Mihrab primitivos. De igual manera, el alminar primitivo, cuya localización aún no se ha descubierto, duró poco tiempo en pie. La ampliación del patio provocó su derrución y nueva construcción junto al nuevo muro exterior del patio de abluciones. Actualmente se encuentra dentro de la torre de la Catedral construida durante el siglo XVII rodeando y ocultando al primero.

Pocos años después de la reconquista de Córdoba, y siguiendo indicaciones del Rey Fernando III, la Mezquita de Cordoba será consagrada como templo cristiano bajo la advocación de Santa María Madre de Dios. Las obras de adaptación de la Mezquita a Catedral se irán sucediendo desde entonces hasta finales del siglo XVI en que se terminan las partes principales de la que sigue siendo hoy día nuestra Santa Iglesia Catedral.

Patio de los Naranjos Córdoba

patio-de-los-naranjos-cordoba

El Patio de los Naranjos al que accedemos desde cualquiera de las 3 puertas más importantes de entrada al monumento de la mezquita-catedral, se denominaba Patio de Abluciones en época islámica. Sin embargo, tanto el uso como la distribución del Patio de los Naranjos Cordoba hoy en día es muy diferente. Su nombre viene dado por el centenar de cítricos plantados en este Patio, junto a cipreses, palmeras y olivos. El olor a azahar embriaga el olfato del viajero en primavera nada más acceder al Patio de los Naranjos. Esto explica el por qué de este nombre.

La Serenata a la Mezquita escrita por el insigne cordobés D. Ramón Medina comienza así: “Como grabado por buril moro, visión sublime de un poeta emir, Córdoba tiene su lecho de oro, cerca del viejo Guadalquivir…”. De esta manera quiso dejar constancia a través de la música de la gran joya que tiene nuestra ciudad.

Dos palabras, Mezquita, cuyas raíces surgen al pie de Sierra Morena, bañadas por el rio que las vio nacer. Durante siglos de historia han sido habitadas y respetadas por naciones y culturas diferentes. Inseparables desde su unión no se conciben ya una sin otra. La Mezquita, situada cerca del viejo Guadalquivir, se descubre tras la Puerta del puente. Esta fue entrada principal a la Córdoba de otra época. Al descubrir ante sus ojos tan majestuosa obra, el viajero puede quedar deslumbrado.

La que durante 5 siglos fuera la Mezquita de Cordoba, es desde hace más de 7 siglos Santa Iglesia Catedral. El culto que practicara pueblo musulmán en la Mezquita de Cordoba, ahora lo practica el pueblo cristiano en su Catedral. Las celebraciones religiosas que se llevan a cabo en la Santa iglesia Catedral, no se ciñen a las naves centrales. A diario se celebran actos religiosos en las diferentes capillas. Estas se distribuyen a lo largo de todo el perímetro de la que una vez fue la Mezquita de Cordoba.

Cualquier persona que en nuestro país escuche Mezquita de Córdoba, sabrá de que ciudad hablamos. Una ciudad que tras siglos de historia ha sabido conservar tan peculiar monumento para el goce del viajero. Para conseguir la conservación de esta gran mezquita, fue clave una construcción en el corazón de este monumento. Esta construcción es un Sagrado Templo que la custodiará y preservará de ataques durante más de 7 siglos.

La serenata que empezábamos más arriba, acaba con las estrofas: “Bajo los arcos de la Mezquita, mansión que el arte diera a la fe, se muestra el sueño del islamita, como recuerdo de lo que 

fue…”.

Puro esplendor, pura devoción y exaltación de fe la que hoy en día se puede apreciar en este templo que de musulmán pasó a cristiano y por más de 7 siglos lleva consagrada bajo la advocación de Santa María Madre de Dios. Esta es nuestra mezquita.

Habrás oído hablar de Córdoba Mezquita, te habrán podido contar todo lo que han visto, e incluso te maravillarás cuando veas fotos de esta magnífica joya arquitectónica como es Córdoba Mezquita, pero solo podrás vivir una experiencia única si te atreves a venir y te dejas guiar por los profesionales cualificados que woow cordoba tiene para disfrutar de Córdoba Mezquita.

Comprar Entradas Mezquita de Córdoba

Será necesario comprar entradas Mezquita de Cordoba, si no quieres conformarte solo con ver este majestuoso monumento. Si lo que quieres es entender porqué y como se llevaron a cabo todas las ampliaciones y reformas que realizaron, y vivir la historia de este conjunto monumental, entonces querrás visitarla con woow cordoba, de la mano de nuestros guías. Recorre siglos de historia acompañado por guías interpretes titulados en turismo y acreditados oficialmente por la Junta de Andalucía. No dejes pasar esta oportunidad y consigue embriagar tus sentidos con woow cordoba. Haz ya tu reserva a través de esta web. Ponte en contacto con nosotros para cualquier consulta a través del teléfono 626 057 613 o del correo hola@woowcordoba.es

¡LLÁMANOS!

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, puntuación: 5,00 sobre 5)
Loading...